consejos-para-comprar-un-carroConsejos para Comprar un Carro

Has tomado la decisión de comprar un carro nuevo y no sabes por dónde empezar. Normal, eso nos pasa a todos.

Una cosa: No pierdas tu valioso tiempo yendo de Dealer en Dealer, por toda tu ciudad.

Aquí te presentamos algunas sugerencias que te ahorrarán mucho tiempo y dinero.

    1. No vayas a comprar el carro solo.
      El día que empieces tu búsqueda, o el día que decidas firmar tu contrato de compra, invita a alguien a que te acompañe, ya sea tu pareja, pariente o amigo, para que hagan de abogado del diablo y cuestionen tus decisiones.

 

    1. No te sientas obligado a comprar en un Dealer o Concesionario.
      Te sorprenderá saber que tienes las mismas probabilidades de encontrar el carro que buscas, en manos de un propietario privado o de un pequeño taller. Utiliza los anuncios clasificados en tu periódico local y las páginas web http://www.tucarrord.com de ventas directas, para encontrar un carro a un precio estupendo.

 

    1. Visita las Ferias de Carros.
      Investiga a fondo las diferentes marcas de carros y compáralas en un mismo lugar. Las ferias reúnen a los mejores expertos del tema, y es una única oportunidad para hacerles cualquier consulta que tengas.

 

    1. Sácale máximo provecho al Internet.
      Obviamente. Somos afortunados de tener una herramienta tan útil a nuestro alcance hoy en día. Así que sácale el máximo provecho. En Internet encontrarás carros usados en condiciones estupendas, sin ni siquiera tener que ir a un dealer o agencia.Utiliza la red para conocer mejor el carro que buscas, es decir, haz tanta investigación como te sea posible antes de lanzarte a la compra. Utiliza valiosas fuentes de información como NADA o Kelly Blue Book para conocer el valor del carro que buscas.A continuación, inicia la búsqueda de ese carro en páginas locales como Tucarrord.com o los anuncios clasificados en línea.Averigua también la diferencia de precio por ciudades, utilizando el Internet. Tal vez te convenga viajar fuera de tu ciudad para comprar un carro en una ciudad donde los precios son significativamente más bajos.Y recuerda, con toda esa información, si tu distribuidor intenta venderte un carro a un precio superior al citado por estas fuentes, sabes bien lo que tienes que hacer: ¡buscarte un distribuidor diferente!

 

  1. Tácticas de compra y venta.
    Aunque los vendedores de carros tienen mala fama, no todos son insistentes o agresivos. Además esos métodos de venta están perdiendo eficacia. La mayoría de Dealers usan un enfoque mucho más sutil con el fin de atraer clientes, pues saben que las técnicas que aplicaban en décadas pasadas, no tienen el favor de la mayoría de sus clientes. Pero si te encontrases con un vendedor que insiste en ceñirse a unas tácticas más agresivas, lo único que tienes que hacer es irte a otro lugar. Encontrarás otros vendedores muchísimo más agradables en otros concesionarios, que estarán encantados de ayudarte.Sobre todo, asegúrate que entiendes todos los aspectos de la compra antes de ponerla en marcha: temas como los valores de recompra, los descuentos, las garantías, las ofertas, etc… No tengas ninguna duda de que conseguirás un precio mejor si eres consciente de qué esperar cuando pongas tu primer pie en la agencia.Y cuando empieces la negociación, sobre todo recuerda: si el vendedor parece utilizar la táctica de consultar con su gerente, puedes estar seguro que no va a regresar con la oferta más baja. Haz una contraoferta, y verás cómo regresa con un precio mejor. No olvides que a ellos les interesa cerrar el trato rápidamente, por eso, puedes estar seguro, que su segunda oferta será su mejor oferta.Otra cosa: No menciones tu vehículo de segunda mano inmediatamente. Introduce tu carro antiguo y menciona el intercambio solo tras haber negociado el precio del nuevo carro. No compres el modelo nuevo inmediatamente después de su lanzamiento pues te será mucho más costoso que si hubieses esperado un par de meses. Dale tiempo a que la publicidad decaiga y pierda su interés.


  1. Selecciona con la cabeza, no solo el corazón.
    Escoge un carro con fama de necesitar pocas reparaciones y que las que requiera no se salgan de lo común. Lo último que quieres es comprar un carro que drena tu cuenta bancaria cada mes. Averigua en la red qué modelo es mejor leyendo las evaluaciones de otros usuarios.Y aunque el acuerdo final te pueda parecer perfecto, debes tener en cuenta cuanto te va a cambiar tus primas de seguro. Así que asegúrate de seleccionar un modelo que te sea asequible, que se adapte a tus necesidades, y que puedas pagar los costos del seguro sin problemas.Y tras haber revelado algunos de los misterios detrás de la compra de un carro, ahora te será mucho más fácil encontrar un fiel compañero que puedas disfrutar sin tener que sufrir por los gastos que te está acarreando.¡Venga, adelante, no dejes escapar ese carro del que te has enamorado!